Victoria Larribeau

"Aprendí que existen otras maneras de mirar las cosas..."

¿A qué te dedicas?

Estudio actuación, danza y canto.

¿Cómo conociste La Educación Prohibida?

Conocí el proyecto por medio de una amiga que hacía teatro con Julieta Canicoba, asistente de dirección de la ficción, ella me contó que estaban buscando chicos jóvenes para actuar en la peli. Fue medio de prepo, porque no se hizo casting ni nada, y como me interesó lo poco que me contó no lo dudé y me metí de una. Cuando entré a la página me di cuenta de la magnitud del proyecto y del compromiso que tenían los que lo hacían. Pensar que lo habían encarado dos jóvenes a los 20 años, habían investigado tanto y pusieron todo su entusiasmo para poder contar a través de un documental lo que ellos pensaban acerca de la educación.

¿Que rol cumplis o cumpliste en el proyecto?

Interpreté el personaje de Marianela en la ficción.

¿Qué te dejó, en lo personal, la experiencia de participar en La Educación Prohibida?

Me hizo pensar y reflexionar un poco acerca de lo que había sido mi propia educación y qué es lo que yo quiero y creo como una buena manera de educar, me volvió más crítica con respecto al tema. Me acuerdo de una charla que tuvimos con Germán en uno de los ensayos, donde nos contó su experiencia personal respecto al proyecto. Aprendí mucho, pero sobre todo que sí es posible hacer un cambio desde uno, siempre y cuando cambiemos la queja por la acción. Aprendí que existen otras maneras de mirar las cosas, otras formas, que no por no ser las convencionales son menos importantes. Que todavía existen lugares donde se cuida la integridad del ser humano y sus valores, y por sobre todo donde se lo tiene en cuenta.

¿Como viviste tu paso por el sistema educativo?

Respecto a mi educación, estoy muy agradecida con mis papás, porque son mis principales educadores. Ellos me acompañaron siempre teniendo en cuenta que cosas me gustaban y las que no, por suerte nunca me impusieron nada ni me presionaron con el tema de las notas ni nada de eso que es bastante común en otros padres. Siempre me fomentaron esas ganas de aprender, esa curiosidad por las cosas… y por sobre todo me bancaron siempre en lo artístico. En mi casa siempre se escuchó mucha música, y creo que esa fue mi gran puerta al arte, a la imaginación, lo creativo.
Respecto al colegio, siempre fui muy buena alumna, y no es que era estudiosa y era mi meta destacarme, de hecho en casa nunca se resaltaban esas cosas. Hoy en día puedo decir que de la función cuadrática no se nada, ni de las propiedades de las fórmulas, apenas podré distinguir entre una célula animal o vegetal y ni me acuerdo para qué servían los ribosomas, sin embargo siempre tuve 9 o 10. Y estas cosas me hacen pensar. Si en la escuela nos “califican” sólo por los conocimientos que uno se aprende sólo para “esa prueba”… entonces sirve sólo para esa prueba y no para la vida. Yo quiero que mis hijos puedan a ir a un lugar donde al menos puedan construir los cimientos de su persona. No se si en lugar detener física o química, la pintura o la música hubiesen sido mejor o peor, seguramente hubiese sido distinto. Y creo q no se pierde nada con probar!

Copyleft 2009-2012 - La Educación Prohibida |¿Quieres contactarnos?
Se permite y alienta la copia, modificación y redistribución de todos los contenidos. Mas información...
Producción
Redes de Pares
Reevo - Red de Educación Alternativa
Coproducción Internacional
Maria Farinha Producciones